Conchi Basabe: “Esta situación me ha servido para aprender a manejar mejor las tecnologías”
Escuchar el texto

Conchi Basabe es usuaria de Gorabide,
asociación que pertenece a Fevas –
Plena Inclusión Euskadi.
Además, es voluntaria
en el Servicio de Tiempo Libre
de esa entidad desde el año 1983
dando charlas de formación y de sensibilización.

En la siguiente entrevista Conchi nos cuenta sus planes para la desescalada:

¿Qué vas a hacer cuando acabe esto y volvamos a la nueva normalidad?

De momento, yo intento
ir hacia la normalidad
con las cosas que se pueden hacer.
Voy a hacer recados,
me encuentro con gente,
les saludo… Pero hay dos cosas que
aún no se pueden hacer
y yo echo mucho de menos.
Una de ellas es ir a la piscina.
Antes iba todos los días,
menos los jueves, y me venía muy bien.
Me servía para hacer ejercicio
y estar mejor físicamente,
y también hablaba mucho
con la gente que conocía en el centro.
Y la otra cosa que echo de menos,
y que quiero hacer cuando pase esta situación.
es ir a los museos,
como por ejemplo, el Itsasmuseum Bilbao,
con el que hemos trabajado
para mejorar la accesibilidad cognitiva.

¿Qué entiendes por desescalada?

Esa palabra no la entiendo muy bien.
Es un poco rara y complicada de comprender.
No es nada sencilla.
Se les ha olvidado utilizar
un lenguaje sencillo
para que todo el mundo pueda saber
de qué están hablando.
Pero, bueno, ya me han explicado
lo que significa,
y lo que yo entiendo
es que son unas fases
en las que vamos avanzando,
poco a poco, hacia la realidad
que vamos a tener.
Ir dejando atrás lo que estamos viviendo,
con precaución para que
no se vuelva a repetir.

¿Has vuelto a tu centro de trabajo?

Yo no trabajo, pero soy voluntaria
los jueves por las mañanas
en un centro de ocio y los sábados
en un club de tiempo libre en Gorabide.
Todavía no hemos vuelto,
aunque hemos estado en contacto
por videollamada. Pero echo mucho
de menos estar con las personas
a las que doy apoyo, con mis compañeros,
con la gente de las oficinas…
También participo en Gorabide
en el Programa Goratu,
dando charlas sobre discapacidad intelectual,
y en el Programa Personas Accesibles,
enseñando cómo se pueden tener
actitudes más accesibles.
Y ahí sí que hemos vuelto a dar charlas,
pero también de manera virtual.

Si ya estás en tu centro, ¿cómo ha sido la vuelta?

Es un poco raro hacer con el móvil
las cosas que antes hacía en persona.
A mí me gusta mucho estar con la gente,
y esta vuelta virtual
sirve un poquito para mantener
el contacto, pero se queda corta.
En Tiempo Libre, hemos hecho karaokes,
nos hemos ensañado fotos
de cuando éramos pequeños,
hemos organizado sesiones de gimnasia…
pero no es lo mismo.
Y en el Programa Goratu
les hemos dicho a los centros educativos
que pueden ver los materiales
que tenemos en gorabide.com/programagoratu,
y también hemos dado
la primera sesión por videollamada.
Al principio, estaba un poco nerviosa.
Pero al verme en la pantalla
cómo lo estaba haciendo,
me iba tranquilizando un poco.
Algo bueno tenía que tener
esta situación tan rara…
Y otra cosa buena,
es que me ha servido para aprender
a manejarme mejor con las tecnologías.
Era algo que no se me daba del todo bien,
y ahora me valgo por
mí misma para hacer videollamadas.

Compartir en

Deja un comentario

Puedes publicar en el club sin dar tu correo o nombre.
Tu opinión se publicará como Participante / Anónimo.