Imagen de Dolors Torrents

Cómo recuperé mi derecho al voto

Compartir en

Este artículo lo ha escrito Dolors Torrents.

Dolors pertenece a DINCAT Plena inclusión Cataluña.

Soy Dolors Torrents.

Nací en Barcelona y tengo 47 años.

Soy una persona con discapacidad,
con una incapacitación legal.

Mi madre es mi tutora y tiene 89 años.

Ella protege mi dinero
y se encarga de mis documentos legales.

Esta incapacitación legal elimina mi derecho a votar,
pero yo tengo capacidad para opinar,
expresar y decir lo que pienso.

En 2013 hice un curso sobre derechos.

En el curso, conocí a la coordinadora del curso
y a un abogado que se llama Jordi Griñó.
Recuperé mi derecho al voto gracias a ellos.

Jordi me hizo preguntas sobre mi vida,
sobre mi manera de ser
y sobre la situación en que vivía.
Después, Jordi se puso en contacto con el juez.

Antes del juicio,
me vio el médico forense.

El médico me hizo preguntas como estas:

  • ¿Qué partidos políticos gobiernan en España?
  • ¿Qué ideas tiene cada partido político?
  • ¿Quién es el presidente del gobierno español?
  • ¿Quién es el presidente del gobierno catalán?

Al final, fui al juicio en 2015.

En el juicio, sólo entramos el abogado y yo.

Recuerdo una sala pequeña
y de ambiente muy frío.

El juez me hablaba
y yo dudaba de lo que decía.

Le dije que no le oía bien.

Yo llevaba audífonos
porque tengo dificultad para oír.

El juez me preguntó:

  • ¿Usted quiere votar?

Y yo le contesté:

  • Sí, claro que sí

¡¡y tengo todo el derecho!!

La fiscal me preguntó algo y yo no le entendí.

El mismo juez cambió la pregunta
para que yo lo entendiera.

Me pareció un juez sensibilizado con la accesibilidad.

Estuve 10 años sin poder votar.

El día que volví a votar fue el 20 de diciembre de 2015.

Fui con mi madre.

Tenía una sensación extraña,
no sabía qué hacer.

Me parecía una cosa muy nostálgica, extraña.

Casi que no me lo creía.

Sentía miedo e inseguridad.

También tenía alegría interior.

Había conseguido un reto importante gracias a mi lucha día a día.

El derecho a voto es fundamental.

Las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo
deben tener este derecho también.

Hay 80.000 personas en España incapacitadas.

Son muchas personas,
tantas como viven en Palencia.

Esas personas no pueden votar.

¿Si nadie evalúa a las personas sin discapacidad,
por qué las personas con discapacidad intelectual
debemos pasar un examen para poder votar?

El artículo 12 de la Convención sobre los Derechos
de las Personas con Discapacidad
dice que se tienen que dar apoyos
para que las personas con discapacidad puedan votar
y que nadie vote por ellas.

Deja un comentario

Puedes publicar en el club sin dar tu correo o nombre.
Tu opinión se publicará como Participante / Anónimo.