Ismael Redondo

La representación de las personas con discapacidad intelectual en mi entidad

Compartir en

Mi nombre es Ismael Redondo.
Formo parte del Grupo Fundación San Cebrián de Palencia.
Esta entidad forma parte de Plena inclusión Castilla y León.

Os voy a hablar de la autogestión.
Los autogestores son las personas
con discapacidad intelectual que  hablan por sí mismas
sobre los temas que les interesan y preocupan.

En mi fundación existen
4 grupos de autogestores.

Hay un grupo sólo de mujeres.
También un equipo de representantes o delegados.

En los grupos de autogestores
hablamos y debatimos de temas de nuestro interés,
de nuestras inquietudes y preocupaciones.

También organizamos talleres, realizamos visitas
y excursiones y hacemos encuentros
con otros grupos de autogestores.

En el grupo de mujeres
trabajan sobre los problemas y dificultades
de las mujeres con discapacidad intelectual.

En el equipo de delegados
hay un representante de cada servicio de la entidad.

En ese equipo:

  • Nos informan sobre las novedades de la entidad.
  • Recibimos charlas de temas que nos preocupan.
  • Exponemos las quejas y sugerencias
    que preparamos con tiempo
    con las compañeras y los compañeros del servicio
    y una persona de apoyo que nosotros elegimos.

Esas quejas y sugerencias se apuntan en un documento.
El documento llega a los responsables y al equipo directivo.

Cada 2 meses, un profesional del equipo
revisa con nosotros
si se han cumplido nuestras demandas
o si hemos recibido una respuesta
de por qué no se han resuelto.

Por otro lado,
representantes del equipo de delegados
participan en diferentes equipos de trabajo.

Antes en mi entidad apenas existían espacios
donde las personas con discapacidad
estuviéramos representadas o se nos tuviera cuenta.

Antes, se tomaban decisiones
que afectaban a nuestra vida
sin contar con nosotros.

En mi opinión estos equipos son muy importantes para:

  • Mantenernos informados.
  • Que nos escuchen.
  • Poder dar nuestro punto de vista.
  • Escuchar la opinión de otras personas.
  • Reclamar y llegar a acuerdos.
  • Lograr cambios en mi entidad y que funcione mejor.
  • Para mejorar nuestro día a día
    teniendo en cuenta nuestra realidad.

Este artículo está en lectura fácil y ha sido validado
por un grupo de personas con discapacidad intelectual.
El grupo ha comprobado que el artículo es fácil de entender.

Deja un comentario

Puedes publicar en el club sin dar tu correo o nombre.
Tu opinión se publicará como Participante / Anónimo.