Sueños, ilusiones perdidas”
Escuchar el texto

Parece que los hombres huyen,
como nubes dispersas,
por los laberintos
de un cielo infinito.

Por què?,nadie lo sabe…
de què huyen?
solo el tiempo,el destino,
a lo mejor lo saben.

Tal ves,sean
las lujuriosas tentaciones,
que desatan pensamientos oscuros,
puede ser tambièn una aventura
de vivir de prisa.

El mundo parece descompuesto,
ò bien apàtico,quien sabe…

Horas y horas
los caminos se pierden
en su traza,mientras el viajero
trata por instinto apartarse,
tomarse un tiempo
y recorrer el pàramo
con aguda visiòn
para no extraviarse.

A un costado el dorado
de jòvenes espigas danzando
al ritmo de una mùsica exòtica,
bregando al cielo para no quebrar
su silueta fràgil.

El viento es el responsable,
no se detiene,porque su prisa
no tiene destino fijo,
nadie sabe de donde vino
,ni a donde va.

Sì, es asi como se vive èste momento…
se vive tallando y alargando
el bosquejo de la vida
en el lienzo donde queda grabada
su silueta de esperanza manifiesta.

Fuerte se escucha cantar
al martillo blandiendo hojas
de acero,sobre el yunque
de una vieja orfreberìa,
una antigua pàgina de historias
y de glorias,que fundaron
el paìs de las memorias.

Todo queda grabado
en un solo tiempo,el ser
y sus inquietas curiosidades,
que le bastan para conocer
un universo virgen que no se ve
,ni se puede palpitar con facilidad.

El hombre que quiere
tener todo controlado
ni siquiera puede retener
su vida,cuando la hora llega,
todo serà cosa de un momento,
y del pasado al tiempo.

Sus conquistas ,glorias,fracasos y derrotas,
quedaràn talladas en un frìo màrmol de museo.

Todo quedarà como precea en manos
de cazadores furtivos o de fortunas.

A la tierra del sentìdo
y de la reflexiòn ,solo le queda
encontrar un nuevo camino,
sin tanto laberinto
de vida mal gastada.

Lo mejor para èste mal trago,
es querer y amar la vida como es,
luchando y no bajando los brazos
,por promesas ajenas
que al fin y al cabo jamàs se cumpliràn.

Estamos hechos
de hàbitos y costumbres
que no siempre son buenas juntas
y ejemplos.

Solo empezemos a mejorar
esta vida ,para crear
una tierra con màs paz y amor.

La vida de por sì es un tesoro,
hay que cuidarlo
con buenas estrategias.

Cada uno sabrà que herramienta
es la mejor para lograr
ese cuidado.

Compartir en

2 comentarios en «Sueños, ilusiones perdidas”»

Responder a Sarai M.A Cancelar la respuesta

Puedes publicar en el club sin dar tu correo o nombre.
Tu opinión se publicará como Participante / Anónimo.